UNA AYUDA PARA EL PLANETA: BOLSAS PLÁSTICAS QUE SE DISUELVEN EN AGUA

La contaminación por bolsas plásticas es uno de los problemas que más afectan al medio ambiente y más impacta negativamente al planeta. Sin embargo, dos chilenos parecen tener la solución: un símil del plástico hidrosoluble, con el que se pueden hacer bolsas de plástico.

Roberto Astete y Cristian Olivares buscabann un detergente biodegradable y se encontraron con una fórmula química a base de alcohol polivinilo (PVA) derivada de la caliza, que se disuelve en el agua sin dañar el medio ambiente. También permite reemplazar los derivados del petróleo, que es lo que impide que el plástico se desintegre fácilmente con el tiempo, señala el portal Emol.

“Esta tecnología permite fabricar no sólo bolsas, también envases o cubiertos desechables. Hay muchos productos que podrían ser amigables con el medio ambiente”, indicó al medio web WD Roberto Astete, uno de los dos inventores de este material, que llamaron SoluBag.

¡Se puede beber el agua en la que se disolvió la bolsa!

Astete y Olivares hicieron una presentación de su producto, en la que introdujeron la bolsa en agua para demostrar lo rápido que se desintegra al entrar en contacto en el líquido. Luego, los dos se tomaron el agua en el que se disolvió la bolsa

y con eso demuestran que los materiales no dejan residuos dañinos para la salud porque solo queda carbono que no tiene efecto en el cuerpo.

Se podría pensar que una bolsa que se disuelva en agua no es muy útil para hacer mercado en días de lluvia, pero los fabricante explican que pueden programar la temperatura del agua a la que las bolsas se disuelven. Por ejemplo, hay una plástica que se disuelve en agua fría y una de tela que lo hace en agua caliente.

Además, la bolsa no es desechable, se puede reutilizar y, sin embargo, se puede hacer desaparecer cuando ya pierda su vida útil, sin causar daño a nada ni a nadie.